El hueso es un tejido en crecimiento compuesto principalmente por calcio y proteínas. A medida que el organismo absorbe el calcio, se produce una reforma constante del hueso. La osteoporosis es una enfermedad en la que el calcio del hueso no se repone cuando se elimina, formando «huesos porosos» que hacen que los huesos se vuelvan quebradizos y débiles. Por lo tanto, si tiene osteoporosis y se cae, corre un mayor riesgo de romperse un hueso. Si la osteoporosis no se previene ni se trata, puede progresar sin síntomas hasta que un hueso se rompe (fractura). Las fracturas asociadas a la osteoporosis pueden tardar mucho tiempo en curarse o incluso causar incapacidad permanente. Algunos factores que pueden contribuir a la osteoporosis son:

  • Envejecimiento
  • Exceso de hormona tiroidea
  • Tabaquismo y alcohol
  • Herencia
  • Bajo contenido de calcio en la dieta o absorción reducida de calcio por el organismo
  • Niveles bajos de estrógenos después de la menopausia

La osteoporosis no presenta síntomas y suele denominarse «enfermedad silenciosa»; por lo tanto, es posible que no sea consciente de la disminución de la densidad ósea. Las caídas son muy peligrosas para los pacientes con esta afección, ya que a menudo provocan una fractura y limitan las actividades cotidianas del individuo durante la fase de curación de la fractura.

Los factores subyacentes que influyen en que se produzca una fractura por una caída incluyen:

  • La fuerza y la dirección de la caída
  • La propia caída
  • La fragilidad de sus huesos

La prevención de las caídas es muy importante en las personas con osteoporosis.

Consejos de seguridad al aire libre

  • Cuando el suelo está resbaladizo o mojado por la lluvia o la nieve, se pueden utilizar botas de abrigo con suela de goma para aumentar la tracción y evitar que se entumezcan los pies.
  • Utiliza un andador o un bastón para mayor estabilidad cuando haga mal tiempo.
  • Deténgase en los bordillos y compruebe su altura antes de subir y bajar. Tenga cuidado con los bordillos recortados para permitir el acceso de sillas de ruedas o bicicletas.
  • Agárrese al pasamanos al subir a una escalera mecánica o a un pasillo rodante.
  • Los suelos de los edificios públicos suelen estar muy pulidos y pueden ser resbaladizos. Para este tipo de suelos pueden utilizarse zapatos de tacón bajo con suela de goma.
  • Identifique servicios comunitarios que puedan ofrecer entregas en 24 horas, con farmacias y tiendas de comestibles que acepten pedidos por teléfono o Internet en caso de mal tiempo.
  • Hable con su médico sobre el acolchado de cadera para una mayor protección en caso de caída.

Consejos de seguridad en interiores

  • Coloque los objetos que utiliza con más frecuencia a su alcance para evitar tener que agacharse mucho. También puede utilizar una herramienta llamada «pinza» para alcanzar objetos.
  • Retire todos los cables sueltos del suelo y manténgalo despejado.
  • Compruebe que todas las alfombras son antideslizantes o están sujetas al suelo con tachuelas.
  • Asegúrese de que los muebles están en su lugar habitual
  • Utilice alfombrillas antideslizantes en el suelo de la cocina, cerca del fregadero y los fogones, y limpie los derrames en cuanto se produzcan.
  • Mantén los interruptores de la luz al alcance de tu cama en el dormitorio y ten siempre una luz de noche entre el dormitorio y el cuarto de baño. También puedes tener una luz de emergencia junto a la cama para mayor seguridad.
  • Instale barras de sujeción en las paredes de los cuartos de baño y utilice alfombrillas de goma antideslizantes en la ducha o la bañera.
  • Mantenga la escalera de la casa bien iluminada e instale pasamanos resistentes.

Consejos de seguridad al aire libre

  • Cuando el suelo está resbaladizo o mojado por la lluvia o la nieve, se pueden utilizar botas de abrigo con suela de goma para aumentar la tracción y evitar que se entumezcan los pies.
  • Utiliza un andador o un bastón para mayor estabilidad cuando haga mal tiempo.
  • Deténgase en los bordillos y compruebe su altura antes de subir y bajar. Tenga cuidado con los bordillos recortados para permitir el acceso de sillas de ruedas o bicicletas.
  • Agárrese al pasamanos al subir a una escalera mecánica o a un pasillo rodante.
  • Los suelos de los edificios públicos suelen estar muy pulidos y pueden ser resbaladizos. Para este tipo de suelos pueden utilizarse zapatos de tacón bajo con suela de goma.
  • Identifique servicios comunitarios que puedan ofrecer entregas en 24 horas, con farmacias y tiendas de comestibles que acepten pedidos por teléfono o Internet en caso de mal tiempo.
  • Hable con su médico sobre el acolchado de cadera para una mayor protección en caso de caída.

Otros

  • Ciertos hábitos de vida, como el consumo de alcohol, también aumentan el riesgo de caídas. El alcohol ralentiza los reflejos y provoca mareos y desorientación y altera el equilibrio, lo que puede provocar caídas. El consumo excesivo de alcohol también puede provocar la pérdida de masa ósea.
  • Ciertos hábitos de vida, como el consumo de alcohol, también aumentan el riesgo de caídas. El alcohol ralentiza los reflejos y provoca mareos y desorientación, además de alterar el equilibrio, lo que puede provocar caídas. El consumo excesivo de alcohol también puede provocar la pérdida de masa ósea.
  • Consuma una dieta rica en calcio; el calcio es esencial para la salud general y el desarrollo óseo.

Cuidar todos estos pasos puede ayudarte a disfrutar de una vida sana y activa. Hable con su médico sobre las formas de reducir el riesgo de caídas.