Osteonecrosis

La osteonecrosis es una enfermedad grave que literalmente significa muerte del tejido óseo («osteo» significa «hueso» y «necrosis» significa «muerte del tejido»). Se produce cuando se interrumpe el riego sanguíneo que suministra al hueso oxígeno y otros nutrientes importantes.

Cada año se diagnostica osteonecrosis a unas 20.000 personas en Estados Unidos. La osteonecrosis es la causa más frecuente de dolor de rodilla en las mujeres mayores, que tienen tres veces más probabilidades que los hombres de padecerla.

¿Cuáles son las causas de la osteonecrosis?

Algunas personas que desarrollan osteonecrosis tienen una enfermedad subyacente que causa o contribuye a la disminución del flujo sanguíneo al tejido óseo. Sin embargo, en la mayoría de los casos se desconoce la causa de la osteonecrosis.

Los investigadores médicos creen que una lesión previa, como una fractura por estrés o una lesión traumática, puede contribuir a disminuir el flujo sanguíneo, mientras que otros creen que la acumulación de líquido en los tejidos presiona los vasos sanguíneos y reduce el flujo normal de sangre.

La osteonecrosis suele ser más frecuente en personas obesas, con lupus o anemia falciforme, que han recibido un trasplante de riñón o que han tomado durante mucho tiempo esteroides.

La osteonecrosis provoca un dolor importante en las articulaciones afectadas por la enfermedad, especialmente durante el movimiento y por la noche. Algunas personas pueden experimentar hinchazón y sensibilidad, así como una reducción de la amplitud de movimiento. La enfermedad progresa en cuatro fases distintas, siendo los síntomas especialmente intensos en la primera, que dura entre seis y ocho semanas.

¿Cómo se trata la osteonecrosis?

En las primeras fases de la osteonecrosis puede recurrirse a tratamientos no quirúrgicos, como antiinflamatorios y ejercicios o fisioterapia para ayudar a fortalecer la articulación y favorecer la circulación. Pero a medida que la enfermedad avanza, la cirugía se hace más probable. Las opciones quirúrgicas se basan en la extensión y el estadio de la enfermedad, y pueden incluir:

  • Limpieza o «desbridamiento» de la articulación para alisar las superficies y eliminar los residuos.
  • Perforación de la zona afectada para disminuir la presión de la superficie ósea
  • Procedimientos diseñados para redistribuir el peso y aliviar la tensión en la articulación.
  • Sustitución parcial o completa de la articulación

Su tratamiento se determinará en función de una evaluación y un examen exhaustivos de su articulación para determinar el mejor enfoque.

Elegir un proveedor de tratamiento

Como uno de los mejores cirujanos ortopédicos de Nueva York, el Dr. Karkare tiene una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de la osteonecrosis en todas sus fases en pacientes de Nueva York y Long Island. En sus centros de Manhattan, Bayside, Centereach, Lindenhurst, Riverhead y Pachogue, el Dr. Karkare se asegura de que cada paciente tenga acceso a las opciones de atención más avanzadas, más adecuadas y más eficaces para obtener los mejores resultados posibles.

Al igual que otros trastornos y enfermedades relacionados con las articulaciones y los huesos, la osteonecrosis responde mejor a un diagnóstico y tratamiento precoces, por lo que es fundamental concertar una cita al primer síntoma. Si usted ha estado teniendo la rodilla, la cadera u otro dolor en las articulaciones, llame a nuestra práctica en 516-735-4032 o reservar una cita en línea para que pueda obtener las respuestas y el tratamiento que necesita para reducir el dolor, una mejor salud y una mejor calidad de vida.