Revisión de prótesis de cadera

La «revisión de la prótesis de cadera» es un procedimiento que se realiza cuando es necesario revisar la prótesis de cadera anterior. La operación puede variar desde un pequeño ajuste realizado en la cirugía original hasta una segunda artroplastia de cadera completa, en la que el objetivo es sustituir una cantidad significativa de hueso.

Esta cirugía es más difícil de describir en su totalidad, ya que ese objetivo varía en función del resultado de su cirugía original.

Otro tipo de cirugía de cadera, la artroplastia total de cadera, consiste en sustituir la articulación de la cadera (toda o parte de ella) por un dispositivo artificial o prótesis. Esta prótesis tiene un revestimiento de plástico diseñado para restaurar el movimiento de la articulación.

Razones para una revisión de cadera

El principal motivo por el que los pacientes suelen necesitar una revisión de cadera es el dolor. A veces, dependiendo de cada caso, la causa está clara. Sin embargo, si la causa de su dolor no es inmediatamente evidente, es posible que su cadera no evolucione tan bien tras la intervención.

Polietileno (o plástico) Desgaste

Esta revisión suele ser más sencilla que otros tipos de revisión y consiste únicamente en sustituir el inserto de plástico de la prótesis.

Dislocación o inestabilidad de la cadera

La inestabilidad o luxación de cadera significa que la cadera se desplaza o tiene problemas para mantenerse en su sitio.

Aflojamiento del componente femoral o acetabular

El principal síntoma del aflojamiento del componente femoral suele ser el dolor, pero dependiendo de su caso, es posible que no presente ningún síntoma. Por eso es importante que mantenga un seguimiento tras la cirugía de sustitución durante el resto de su vida. Las radiografías regulares pueden mostrar cambios que se desarrollan con el tiempo, indicando que su cadera debe ser revisada.

Síntomas de la infección de prótesis de cadera

Los síntomas de la infección pueden incluir dolor, pero también pueden manifestarse como fiebre o simplemente malestar.

Osteólisis o pérdida ósea

La pérdida ósea puede producirse cuando existen partículas, o «restos de desgaste», en la articulación de la cadera. Estos restos pueden provocar inflamación y rotura del hueso.

Dolor de herrajes

Las prótesis de cadera contienen tornillos, alambres y materiales no orgánicos. A veces, estos materiales pueden causar inflamación o irritación.

Antes de la intervención

Hay varias cosas que su cirujano le hará hacer antes de su reemplazo de cadera de revisión, incluyendo:

  • Análisis de sangre rutinarios, para asegurarse de que no tiene infecciones
  • Tomografía computarizada, para determinar si se ha perdido alguno de los componentes de la cadera.
  • Radiografías, para que su médico pueda tener una idea clara de lo que hay que hacer durante la cirugía.
  • Aspiración de la articulación para asegurarse de que está libre de infección
  • Un chequeo con su médico habitual, para asegurarse de que está sano antes de la cirugía.
  • Atienda cualquier otro problema físico antes de la revisión de la prótesis de cadera, como problemas médicos, dentales o quirúrgicos.
  • Consiga ayuda a domicilio durante el periodo de recuperación
  • Diez días antes de la intervención, deje de tomar antiinflamatorios o aspirina, ya que pueden provocar o empeorar las hemorragias.
  • Diez días antes de la intervención, deje de tomar cualquier medicamento a base de plantas o naturista.
  • Deje de fumar tanto tiempo antes de la operación como pueda

El día de la operación

  • Llegará al hospital y será ingresado, normalmente el mismo día de la operación.
  • Pueden realizarse pruebas de última hora antes de la intervención quirúrgica
  • El personal de enfermería le hará preguntas y se asegurará de que su historial hospitalario esté al día.
  • Se reunirá con su anestesista, que le hará más preguntas
  • Se pondrá una bata de hospital y se duchará antes de la operación.
  • Se limpiará y afeitará el lugar de la operación
  • Se le trasladará al quirófano unos 30 minutos antes de que comience la intervención.

El procedimiento quirúrgico

Su médico y el personal de enfermería le explicarán lo que ocurrirá durante la operación de prótesis de cadera revisada, pero a menudo, el alcance exacto de lo que habrá que hacer sólo lo tendrá claro el médico durante el proceso. La cirugía de revisión de cadera puede ser más extensa y, aunque no siempre se producen complicaciones, éstas pueden ser similares o más frecuentes que en la primera operación.

La cirugía de revisión de cadera puede variar desde una simple sustitución del revestimiento hasta la sustitución de los componentes ya colocados por otros nuevos. Si ha sufrido pérdida de hueso, es posible que el médico tenga que utilizar hueso extra (hueso de cadáver) para reparar la articulación.

Después de la cirugía

Cuando se despierte en la sala de recuperación, se controlarán sus constantes vitales, como la tensión arterial, la saturación de oxígeno, la temperatura y el pulso. Habrá un apósito en el lugar de la intervención y drenajes que saldrán de la herida.

  • El personal del hospital realizará radiografías postoperatorias.
  • Le llevarán a su habitación después de que se despierte y las enfermeras comprueben que sus constantes vitales son estables.
  • Se le administrarán analgésicos y líquidos por vía intravenosa.
  • Por lo general, un día después de la cirugía, se le retirarán los drenajes. A continuación, es posible que se le anime a sentarse en una silla o a caminar, según las indicaciones de su médico.
  • Cierto grado de dolor es normal después de una intervención quirúrgica, pero si siente un dolor extremo, asegúrese de informar al personal de enfermería.
  • Su cadera puede soportar su peso en este punto, y un fisioterapeuta le ayudará con ejercicios postoperatorios diseñados para fortalecer los músculos que la rodean.
  • Si cuenta con la ayuda adecuada en el postoperatorio, puede recibir el alta en cinco o siete días. Si no, será dado de alta a un hospital para rehabilitación.
  • Es probable que los puntos se disuelvan por sí solos, pero si no se utilizan puntos solubles, los puntos normales se retirarán en unos 10 días.
  • Su médico programará una visita postoperatoria antes de que abandone el hospital.
  • Tendrá que caminar con muletas durante al menos dos semanas después de la operación y necesitará un bastón en las cuatro semanas siguientes.

Precauciones tras una operación de prótesis de cadera revisada

Debe asegurarse de tratar con cuidado su cadera artificial. NO FLEXIONE LA CADERA Y GIRE EL PIE HACIA DENTRO AL MISMO TIEMPO. Esto puede provocar la dislocación de la cadera. Otras formas de prevenir la luxación de cadera son:

  • Duerma con una almohada entre las piernas durante al menos seis semanas.
  • Procura no cruzar las piernas ni doblar la cadera más allá de un ángulo recto.
  • Evita utilizar sillas bajas.
  • Procure no agacharse para recoger objetos del suelo. En su lugar, usa zapatos con cordones o cuernos. Las pinzas son eficaces para recuperar objetos caídos.
  • Utilice un asiento de inodoro elevado para subir y bajar con mayor facilidad.
  • Evite ducharse hasta que la herida haya cicatrizado.
  • Una vez cicatrizada la herida, puede aplicar crema hidratante o vitamina E en la zona.

Esté atento a los signos de infección. Por ejemplo, si la herida se ve cada vez más roja o hinchada, o tiene una temperatura superior a 100,5 grados, debe ponerse en contacto con su médico.

Debido al riesgo de infección después de la cirugía, debe tomar un antibiótico antes y después de cualquier trabajo dental o cirugías adicionales. Su médico podrá recetárselos.

Tenga en cuenta que, al viajar, la prótesis de cadera puede hacer saltar el detector de metales del aeropuerto.

Posibles riesgos o complicaciones

Como en cualquier intervención quirúrgica importante, siempre existe la posibilidad de riesgo o complicación. Aunque los beneficios de la cirugía de revisión de cadera superan estas posibilidades, es importante estar informado de cualquier riesgo antes de la intervención.

Las complicaciones de la cirugía pueden ser generales (médicas) o específicas de la cadera.

Las complicaciones médicas pueden estar relacionadas con la anestesia o con su bienestar general, y pueden incluir casi cualquier tipo de afección, por lo que la lista que figura a continuación no es completa. Sin embargo, puede haber complicaciones:

  • Reacción alérgica a un medicamento
  • Pérdida de sangre, que requiere una transfusión (que conlleva un bajo riesgo de transmisión de enfermedades).
  • Ataque al corazón, derrame cerebral, neumonía, insuficiencia renal o infección de vejiga.
  • Complicaciones del bloqueo nervioso, que pueden incluir lesiones nerviosas o infección
  • Enfermedades potencialmente mortales que pueden provocar problemas de salud continuos, una estancia hospitalaria más larga o, en raras ocasiones, la muerte.

Las complicaciones específicas de su cadera pueden incluir:

Infección de prótesis de cadera

La infección de la prótesis de cadera es un riesgo que se produce después de cualquier tipo de operación. Cuando se localiza en la cadera, una infección puede ser superficial o profunda. Las tasas de infecciones en este tipo de cirugía pueden variar. A veces se pueden utilizar antibióticos para tratar la infección, pero es posible que necesite más cirugía para resolverla. La extirpación de la cadera elimina cualquier infección.

Coágulos sanguíneos o trombosis venosa profunda

Los coágulos sanguíneos pueden formarse en los músculos de la pantorrilla y desplazarse al pulmón, provocando una embolia pulmonar. Las embolias pulmonares pueden ser graves o poner en peligro la vida. Si en algún momento siente dolor en la pantorrilla o dificultad para respirar, avise inmediatamente a su cirujano, médico o personal de enfermería.

Dislocación

Una luxación consiste en que la cadera se sale de su cavidad. Con una cadera nueva, tendrá que tomar precauciones contra esto durante el resto de su vida. Una cadera dislocada requiere que un médico la vuelva a colocar en su sitio bajo anestesia. En raras ocasiones, puede convertirse en un problema recurrente que requiera una nueva intervención quirúrgica.

Fractura (rotura) del fémur o de la cadera

Las fracturas del hueso del muslo (fémur) o de la cadera (pelvis) son poco frecuentes, pero a veces se producen durante o después de una operación de revisión de cadera. En algunos casos, esto puede prolongar su recuperación o crear la necesidad de una cirugía adicional.

Daños en nervios o vasos sanguíneos

El daño a los nervios o vasos sanguíneos también es poco frecuente, pero puede provocar pérdida de sensibilidad o sensación de debilidad en parte de la pierna. Este daño puede requerir una nueva intervención quirúrgica si la hemorragia continúa.

Irritación de la herida

Puede experimentar cierta sensibilidad o entumecimiento alrededor de la cicatriz. Este entumecimiento o sensibilidad suele disminuir con el tiempo y no causa ningún problema con su nueva cadera.

Longitud desigual de las piernas

Igualar la longitud de ambas piernas durante la cirugía es muy difícil. A veces, el cirujano alarga deliberadamente la pierna para que la cadera sea más estable y otras veces, simplemente, no es posible igualar las longitudes. Sin embargo, una simple elevación del zapato en un lado puede tratar esta desigualdad.

Póngase

Todas las articulaciones acaban desgastándose. Si usted es una persona activa, este desgaste puede producirse más rápidamente. La supervivencia típica de una prótesis de cadera es de 15 años, en el 80-90 por ciento de los casos.

Fracaso del alivio del dolor

Se trata de una complicación poco frecuente, pero a veces una revisión de cadera no aliviará su dolor si el origen del mismo reside en una zona diferente del cuerpo, como la columna vertebral.

Cicatriz gruesa o antiestética

Úlceras por presión

Cojera causada por debilidad muscular

Si tiene dudas antes de la intervención, coméntelas detenidamente con su cirujano ortopédico.

En resumen

Aunque la cirugía es la última opción para la mayoría de las personas, si padece artritis, puede suponer la diferencia entre vivir con un sufrimiento debilitante o disfrutar de una vida normal y activa. La cirugía puede ayudar a aliviar el dolor y devolver la funcionalidad a las articulaciones dañadas.

Estudios de caso de prótesis de cadera

¿Por qué elegir al Dr. Karkare?

Como uno de los mejores especialistas en prótesis articulares de la ciudad de Nueva York, el Dr. Karkare tiene una amplia experiencia en prótesis de cadera de revisión, lo que garantiza que los pacientes dispongan de la más amplia gama de opciones de tratamiento seguras y eficaces para aliviar el dolor de cadera y otros síntomas.

Dr. Nakul Karkare - Cirujano Ortopédico NY Realiza una evaluación en profundidad de cada paciente para determinar si un abordaje anterior podría ser una buena opción o si podría preferirse otro abordaje antes de realizar cualquier procedimiento,

Esto permite a cada paciente tomar una decisión informada y con conocimiento de causa para que pueda sentirse seguro de su atención en cada paso del camino.

Para programar su evaluación, llame al (516) 735-4032 o utilice nuestro formulario de contacto en línea para obtener más información.

¿En qué puedo ayudarle?

How Can I Help You?

    By checking this box, you agree to accept our communication.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Programe su visita inicial:

Watch Dr. Karkare in this custom hip replacement segment with CBS2's medical expert Dr. Max Gomez...