La rodilla es una de las partes del cuerpo más comúnmente afectadas por la artritis degenerativa, también conocida como artrosis y artritis por desgaste.

Según los datos recogidos por la Arthritis Foundation, más de 27 millones de personas en Estados Unidos padecen artrosis. La enfermedad se produce cuando el cartílago entre las articulaciones se desgasta, haciendo que los huesos rocen entre sí sin el beneficio de las propiedades amortiguadoras del cartílago. Como resultado, se produce hinchazón y rigidez y se forman espolones óseos, lo que provoca una disminución de la movilidad y un dolor intenso.

Dolor de rodilla humano

Aunque el atletismo, las lesiones frecuentes o por esfuerzo repetitivo y otras enfermedades pueden causar esta afección, factores como la edad, el peso, la herencia e incluso el sexo contribuyen al riesgo de desarrollar artrosis. Los efectos pueden afectar drásticamente a la vida diaria, especialmente a cada uno de tus movimientos, por las siguientes razones:

  • Dolor de moderado a intenso incluso en reposo
  • Dolor intenso e intolerable que limita las actividades cotidianas
  • Rigidez
  • Inflamación e hinchazón de larga duración
  • Arqueo o deformidad

Debido a la naturaleza progresiva de la enfermedad, es necesario buscar tratamiento lo antes posible para prevenir complicaciones posteriores, aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la movilidad.

Tratamiento de la artrosis de rodilla

Si usted o un ser querido padecen osteoartritis de rodilla, existen varias formas de tratar esta afección. Sus opciones incluyen:

    • Medicación oral

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, el naproxeno y el paracetamol, pueden aliviar temporalmente el dolor cuando aparecen los síntomas. Puede comprarlos sin receta, pero necesitará una prescripción médica si desea medicamentos más potentes. Sin embargo, el uso prolongado y frecuente de AINE puede provocar úlceras de estómago y otras complicaciones gastrointestinales, por lo que si busca una solución a largo plazo para su osteoartritis, puede que ésta no sea la mejor opción para usted.

    • Analgésicos tópicos

Los medicamentos para la artrosis también están disponibles en forma de crema o pomada. Estas alternativas tópicas incluyen capsaicina, parches de lidocaína, trolamina, salicilato de metilo y mentol, y gel y solución de diclofenaco sódico.

    • Inyectables

Las inyecciones de corticosteroides o cortisona pueden aliviar el dolor durante un mes a la vez que combaten la inflamación. Para mejorar el líquido articular que permite un movimiento suave, también puede inyectarse ácido hialurónico en la articulación.

    • Pérdida de peso

Tu peso ejerce presión sobre las rodillas. Por lo tanto, perder peso es beneficioso para aumentar las posibilidades de controlar adecuadamente la artrosis. Si está pensando en someterse a una artroplastia total de rodilla, deshacerse de los kilos de más también contribuirá al éxito de la intervención.

    • Fisioterapia y ejercicio

Los fisioterapeutas pueden proporcionar programas y ejercicios que fortalezcan los músculos que sostienen la rodilla. Aparte de eso, también pueden aconsejarle sobre el tipo de movimiento o ayuda para caminar que necesita, como aparatos ortopédicos y bastones.

Cirugía de rodilla

Si los fármacos, el ejercicio, la terapia y la pérdida de peso no son eficaces para reducir los síntomas de la artrosis de rodilla, entonces es el momento de plantearse la cirugía. Su médico puede recomendarle uno de los dos tipos: cirugía artroscópica o cirugía de sustitución de rodilla.

    • Cirugía artroscópica

En este procedimiento, el cirujano extirpará las piezas de cartílago dañadas y desgastadas por la enfermedad. Al hacerlo, se limpiará la rodilla del cartílago que causa dolor y molestias. La recuperación sólo dura unos días. Sin embargo, la cirugía artroscópica sólo puede proporcionar un alivio del dolor a corto plazo, posiblemente retrasando lo inevitable: una operación de prótesis completa de rodilla.

    • Cirugía de prótesis de rodilla

Su médico puede recomendarle una artroplastia de rodilla cuando siga padeciendo dolor intenso y movilidad limitada a pesar de haber probado todos los demás métodos de tratamiento. En esta intervención, el cirujano retira las partes dañadas de la articulación de la rodilla y las sustituye por articulaciones artificiales, que pueden ser de metal o de plástico. A diferencia de los efectos de la cirugía artroscópica, los beneficios de la artroplastia de rodilla pueden durar toda la vida. La cirugía de prótesis de rodilla puede ser total, parcial o personalizada.

Componentes femorales estabilizados a posteriori y con retención cruciforme

La elección entre utilizar un componente femoral estabilizado posterior o un componente femoral con retención cruzada depende de la anatomía nativa de la rodilla del paciente y de la enfermedad de la rodilla. El implante estabilizado posterior utiliza el mecanismo de leva para proporcionar retroceso femoral.

Como médico especialista en cirugía de rodilla en Nueva York, el Dr. Karkare comprende las dificultades de vivir con artrosis. Así, ofrece cirugía de reemplazo total de rodilla y cirugía de reemplazo de rodilla a medida en Nueva York, desde Manhattan y múltiples oficinas en todo Long Island, para ayudar a los enfermos de osteoartritis a aliviar el dolor. Si desea más información, póngase en contacto con él.

¿Cómo puede ayudarle el Dr. Karkare?

El Dr. Nakul Karkare en uniforme de quirófano

How Can I Help You?

    By checking this box, you agree to accept our communication.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.